LA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE ASEOS. UNA TAREA CLAVE PARA LIMPIEZAS Y SERVICIOS SALAMANCA.

IMG

 

La limpieza y desinfección de aseos es una tarea que está considerada como una de las más importantes cuando en Limpiezas y Servicios Salamanca prestamos el servicio de limpieza en un cliente.

Sea cual sea el emplazamiento de los aseos, oficinas, centros de producción, centros de ocio, etc., son siempre los espacios en los que se concentra un grado mayor de suciedad.

A esto hay que añadirle que normalmente se trata de zonas transitadas por un elevado número de personas.

Esto facilita la aparición y acumulación de organismos perjudiciales para la salud.

La correcta limpieza y desinfección de los aseos es fundamental para la higiene de quienes los utilizan.

Además, son un fiel reflejo del grado de limpieza e higiene de los edificios.

Cuando abordamos la limpieza de los baños, debemos tener en cuenta que vamos a encontrar dos tipos de suciedades, una de origen graso, procedente de las partículas que se desprenden del cuerpo, piel, pelos, etc., y la otra de origen mineral, como el sarro, óxido, cal, etc.

Para eliminar la suciedad grasa usaremos agua y un detergente neutro, mientras que para eliminar la suciedad mineral utilizaremos un detergente ácido.

La limpieza de los servicios se hará siempre de forma escrupulosa, y siguiendo las siguientes pautas:

1.- Colocar los triángulos de señalización.

2.- Vaciar las papeleras, limpiarlas y colocar bolsas de basura nuevas.

3.- Tirar de la cadena y aplicar en los sanitarios un producto desincrustante.

4.- Reponer los consumibles de aseo, jabón de manos, toallitas, papel higiénico, …

5.- Limpieza y desinfección de zonas altas, eliminando de azulejos y puertas todo tipo de manchas.

6.- Limpieza y desinfección de espejos y lavabos, secándolos siempre con una bayeta limpia.

7.- Restregar enérgicamente con la escobilla el interior de los inodoros y tirar de la cadena.

8.- Limpiar por fuera los sanitarios, de arriba hacía abajo, con producto desinfectante.

9.- Fregar los suelos, y una vez secos, quitar los triángulos de señalización y limpiar los útiles empleados.