LAS MÁQUINAS ROTATIVAS. EL DISPOSITIVO DE LIMPIEZA IDEAL PARA EL CUIDADO, MANTENIMIENTO Y MEJORA DE LA CALIDAD DE LOS PAVIMENTOS.

Máquinas rotativas

Máquinas rotativas

Máquinas rotativas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde su aparición, las máquinas rotativas se han convertido en una herramienta imprescindible para todos los profesionales que desarrollan su actividad en el sector de la limpieza.

Son dispositivos polivalentes, que pueden moverse entre obstáculos con facilidad, y que bien manejados proporcionan un resultado de limpieza excelente.

Es una herramienta sencilla de manejar y que se fundamenta en un motor que mueve un eje a unas determinadas revoluciones por minuto. La parte inferior del eje monta  un enganche que permite acoplar los distintos accesorios en función de la tarea que se vaya a llevar a cabo.

ELEMENTOS DIFERENCIADORES DE LAS MÁQUINAS ROTATIVAS.

Son muchas las particularidades a las que debemos prestar atención a la hora de decidir cuál es la rotativa adecuada con la que acometer una determinada operación de limpieza. A continuación pasamos a detallar las más significativas:

1.- Ancho de trabajo:

Suele corresponder con el diámetro del disco que vamos a utilizar con la máquina rotativa, aunque a veces,  puede aparecer reflejado el de la carcasa base de la máquina.

2.- Velocidad de trabajo:

Este dato, a priori, va a determinar la elección idónea de la rotativa. Se mide en revoluciones por minuto (r.p.m.), y en función de la velocidad encontramos cuatro tipos de máquinas rotativas:

  • Máquinas rotativas de baja velocidad o estándar (entre 120 y 200 r.p.m.)
  • Máquinas rotativas de media velocidad (entre 300 y 600 r.p.m.)
  • Máquinas rotativas de alta velocidad (entre 900 y 1.600 r.p.m.)
  • Máquinas rotativas de ultra alta velocidad (hasta 3.000 r.p.m.)

3.- Disposición del motor:

  • Máquinas rotativas con motor central que presionaran prácticamente por igual sobre toda la superficie del disco, dándonos un ancho de trabajo superior.
  • Máquinas rotativas con motor desplazado que presionaran sobre la corona circular, dándonos un ancho de trabajo inferior.

4.- Otros

Otros elementos diferenciadores serán el peso, la longitud del cable de alimentación, el nivel sonoro, etc.

USOS MÁS FRECUENTES DE LAS MÁQUINAS ROTATIVAS.

1.- Fregado.

Sin lugar a dudas, es la tarea más elemental en la que podemos usar la máquina rotativa.  La empleamos para hacer limpiezas en profundidad de pavimentos ya que elimina la suciedad más incrustada. Se aplica sobre pavimentos duros y elásticos.

2.- Pulido.

El pulido de pavimentos es otra de las operaciones de limpieza que se acomete con las máquinas rotativas. Al aplicarse conseguimos rebajar el suelo e igualar el estado de toda la superficie. Con el pulido eliminamos los arañazos y picotazos, que aparecen en los lugares donde más transito soporta el suelo. El terrazo, el mármol o el hormigón, son pavimentos sobre los que se suele aplicar el pulido.

3.- Abrillantado.

Consiste en la regeneración de la resistencia y brillo de pavimentos tratados con emulsiones plásticas o ceras. Para ello se utilizarán químico específicos con base de polímeros, disco mineral suave y máquina rotativa de alta velocidad o ultra velocidad. Su utilización permite alargar la vida de los tratamientos, disminuyendo el número de veces que debes decapar y volver a encerar.

4.- Cristalizado.

Se consigue a través de un proceso en el que intervienen tres componentes esenciales: el decapante, que limpia y da una base de brillo, los selladores, que igualan la base del primero y facilitan la tarea del tercer componente que es el cristalizador en cuestión que da el acabado. Con esta operación logramos impermeabilizar el suelo, protegerlo y darle un brillo duradero. Se aplica principalmente sobre terrazos y mármoles.

5.- Champuneado o fregado mecánico de pavimentos textiles.

Utilizando un producto químico específico, cepillo especial de material suave y la máquina rotativa, conseguimos higienizar moquetas y alfombras, limitando no solo el deterioro del material sino también los continuos problemas de alergias originados por polvo y ácaros.